domingo, 15 de enero de 2017

Primero lo primero


En una empresa, habitualmente participan personas que pueden o no disentir en sus opiniones, sin embargo eso no afecta al propósito primordial de la misma que es llevar a cabo un emprendimiento determinado.

Una “empresa de amor” tiene iguales características. Sus participantes pueden no estar de acuerdo en algunos temas sabiendo que eso no afecta en absoluto el propósito básico de la pareja: compartir la vida (sea el tiempo que sea).

En una relación de pareja, las opiniones no precisan unificarse. Puede ellos tener incluso acaloradas discusiones por puntos de vista diferentes con la certeza de que esto no re-mueve el sustento de la relación. Esto les da a ambos suma libertad de expresión, pierden el miedo a contar lo que piensan y no pretenden tener razón sino exponer su mirada particular. Compartir opiniones y disentir, no tiene por qué ser un conflicto.

Primero lo primero –la empresa de pareja- y segundo, todo lo demás.

“EMPRESA de AMOR” Alicia Orfila

Ilustración Guy Billout 

Si la cabeza te dice una cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta con tu perfil o elige la opción "Nombre/URL"... deja en blanco el URL... y asi de facil dejas tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...