lunes, 10 de noviembre de 2014

Todo duele, incluso respirar


Es triste y doloroso y muchas veces imposible aceptar que el hombre que más amamos en este mundo, simplemente te diga adiós. Saber que los besos y los abrazos con calor se fueron al frío invierno. Que los días de caminar cogidos de la mano y que las sonrisas y miradas cómplices ya forman parte del recuerdo.

Cuando ese hombre que tu amas, se va. El corazón se desboca, la sangre se te congela, las lagrimas se agolpan y tu proyecto de vida y de futuro se hace añicos.

Todo duele, incluso respirar.

Pero aunque “ esperanza” es mi palabra favorita y como en los cuentos de hadas, existen varios finales para cada historia. Muchas veces me pregunto. ¿Qué final escribiré en la historia de mi vida?.

¿Te he dicho hoy, lo mucho que aún te amo?.

Anónimo

Ilustración Geraldine Alibeu


Si la cabeza te dice una cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta con tu perfil o elige la opción "Nombre/URL"... deja en blanco el URL... y asi de facil dejas tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...